Nuestros inicios se remontan al año 2001 cuando por iniciativa de Carlos Crespo, copropietario de la ganadería, adquirimos a la familia Cortiguera una joven yegua con origen Yeguada Militar (Mandrin de Balme x Aligoté) con el fin de que su hijo Miguel, también copropietario y hasta entonces afamado ganadero de vacuno, iniciase su actividad con caballos.
Para ello disponíamos de una preciosa finca en Güemes, en la zona oriental de Cantabria muy cerca de la costa y junto a varias de las más bellas playas del cantábrico, finca que se había dedicado desde siempre a la ganadería de vacuno y que aun hoy se conserva con un selecto número de ejemplares que conviven cerca de los potros.

Aquella yegua, Lezna, fue cubierta con el excepcional semental KWPN “Kannan” (Voltaire x Nimmerdor) y como resultado nació nuestro primer producto “Elfo de Güemes” un pequeño pero super saltador castaño que fue campeón de España a la edad de 4 años y que en 2009 con tan solo 7 años ya venció en Gran Premio de 1,40 m. en el CSN*** de León. Con posterioridad se fueron añadiendo yeguas de contrastados orígenes con el fin de dar una proyección mas internacional a nuestra producción y así fueron llegando Zabra (Vercors IV x Esma de Fondelyn), Lady M (Corofino I x Calypso I), Voque (Heartbreaker x Casimir) y Olga (Animo x Jasper) que fueron cubiertas con importantísimos sementales y por ello tenemos disponibles de ellas productos hijos de Darco, Indoctro, Cassini II, Quite Easy, Lasino, Kannan o Concorde.

Posteriormente añadimos a nuestra actividad la compra y recría de productos externos así como el desbrave y puesta en competición tanto de nuestros productos como de los de otros propietarios, actividad que lleva a cabo nuestro jinete profesional y también copropietario Borja Villalón. Esta actividad se realiza en una segunda instalación, en nuestras nuevas cuadras de Mogro, unas funcionales instalaciones que cuentan con 2 magníficas pistas Equitrack de arena de sílice fibradas con picadero cubierto, caminador y todo el equipamiento necesario en una moderna yeguada.

En resumen somos una pequeña ganadería con ganas de hacer las cosas bien. Los resultados nos están dando la razón.


Lezna y Gastón de Güemes en el prado de La Maza
Diseño: Azhor